img

Si, quiero!

04-11-2017

¿Sabías que en Rusia, el novio debe rescatar a su futura esposa, mientras la familia de ella pone obstáculos para impedirlo?

Las bodas son una de las ceremonias más atractivas y tradicionales alrededor del mundo. Todas tienen su impronta, supersticiones, estructura y dinámicas propias.
 
En Rusia, el “rescate de la novia” es un momento central.
El 'výkup' (rescate), consiste en una actividad que el novio realiza junto a sus amigos: rescatar a su futura esposa.
Pero no es algo fácil, ya que los familiares y amigos de la novia, deben crear obstáculos para impedir que el novio ingrese a su casa. Él deberá cumplir consignas tales como: responder preguntas sobre sus parientes políticos. Cada respuesta errónea, se paga con champán y dulces.
El 'výkup' o rescate de la novia, proviene de una costumbre muy antigua para evitar el incesto. Los hombres escogían mujeres de otros pueblos, casi siempre enemigos feroces, por lo que habían de pelear mucho para conseguirlas.
 
Otra tradición en las bodas rusas, es que los padres de los novios, reciben a los recién casados en el lugar de la celebración, con pan y sal. Se cree que el que dé el mordisco más grande, será “el señor de la casa”.
Luego, en el banquete nupcial, los invitados suelen gritar: ¡Gorko! Y los recién casados se tienen que poner de pie y besarse. 'Gorko' significa agrio, y la tradición indica que, cuanto más la griten en una boda, más dulce será la vida de la nueva familia.